ES

cart
Menu
Área privada
Cerrar sesión
Área privada
Iniciar sesión
Search
Buscar

Ha habido un error al hacer tu búsqueda

No hemos encontrado ningún resultado para tu búsqueda

Menu

Su carro de la compra

Importe

Total (IVA incl.)

IVA (21%)
Total
Aún no has añadido ningún informe al carrito
Solicitar informes
Si prefieres realizar tu pedido vía e-mail
contacta con nosotros en: digital@azierta.com

Actualidad y noticias

Blog
Inicio > Blog > Toxicología

Entendiendo el alcance del mantenimiento durante el ciclo de vida (Lifecycle Management)

Lifecycle Management

 

Si la ICH Q3D ha dejado algo claro, es que no es en ningún modo “elemental”. La implementación de esta directiva es un proceso vivo que tanto el TAC como el fabricante siempre debería tener en mente. Mantener un contacto proactivo con los fabricantes de materias primas es imprescindible para garantizar que toda la información contenida en los análisis de riesgo es válida y fiable.

La implementación de la normativa implica realizar un análisis de riesgos para cada producto terminado. Este análisis tiene que ser exhaustivo y contemplar todas las posibles fuentes de contaminación de impurezas elementales en el medicamento: APIs, excipientes, equipos de fabricación, material de acondicionamiento y servicios como el agua.

La normativa ICH Q3D exige que el análisis de riesgos se reevalúeante cualquier cambio con el potencial de modificar el contenido de impurezas elementales en el producto. Estos cambios pueden incluir: cambios en rutas de síntesis, excipientes, proveedores, materias primas, procesos, equipos, material de acondicionamiento y servicios. Una propuesta completa para llevar a cabo un mantenimiento eficiente debe contemplar:

  • Gestión de los cambios: Para gestionar estos cambios de forma correcta y mantener actualizadas las conclusiones de los análisis de riesgos, será imprescindible desarrollar un enfoque proactivo y una buena coordinación interna.
  • Revisión periódica de los procesos: Esta revisión se podría encuadrar en las revisiones de calidad del producto (PQRs). La frecuencia de dicha revisión debe ser acorde al riesgo, teniendo en cuenta diversos factores como: cantidad de impurezas y su potencial variabilidad, volúmenes y frecuencia de producción, alcance, etc.

Con el tiempo, la revisión debe ser capaz de proporcionar nuevos datos y conocimiento, para profundizar nuestro entendimiento de los procesos y materiales. Una buena forma de generar este conocimiento podría ser la realización periódica de ensayos analíticos.

Volver

Publicaciones relacionadas

CMOs, cómo afrontar la incorporación de un nuevo HPAPI

Las empresas farmacéuticas subcontratan cada vez más la fabricación de sus productos a instalaciones especializadas en el...

Leer más

CMOs, cómo afrontar la incorporación de un nuevo HPAPI

Las empresas farmacéuticas subcontratan cada vez más la fabricación de sus productos a instalaciones especializadas en el...

Leer más

Líderes del sector farma & salud

100 profesionales

Más de 100 profesionales

500 clientes

Más de 500 clientes

9 años experiencia

9 años de experiencia

Innovadores

Líderes en innovación

Orientados cliente

Orientados 100% al cliente

Envíanos un formulario con tu consulta

¡Gracias por escribirnos! En breves nos pondremos en contacto contigo para ayudarte.
Ha habido un error al enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo, o contacta con nosotros en el 912 77 10 76
Reservar cita

Reserve su cita para una video llamada con nuestros expertos

reservar
Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies