ES

Su carro de la compra

Importe

Total (IVA incl.)

IVA (21%)
Total
Aún no has añadido ningún informe al carrito
Solicitar informes
Si prefieres realizar tu pedido vía e-mail
contacta con nosotros en: digital@azierta.com

Actualidad y noticias

Blog
Inicio > Blog > Toxicología

Claves para encontrar el mejor protector solar este verano

Claves para encontrar el mejor protector solar este verano

Cada vez que llega el verano, a la mayoría de nosotros nos encanta pasar tiempo al sol, pero aunque la exposición solar aporta muchos beneficios para nuestro organismo (aumento en síntesis de vitamina D, mejora de la presión arterial, mejora de la respuesta inmunitaria…), también puede tener efectos perjudiciales a corto, medio y largo plazo si no disponemos de la protección adecuada. De este modo, una exposición prolongada sin protección puede causarnos quemaduras graves y un envejecimiento prematuro de la piel con posibilidad de desarrollar cáncer de piel. Tomar el sol será una práctica muy saludable siempre y cuando la realicemos siendo respetuosos y responsables con nuestra piel.

FACTORES A CONSIDERAR ANTES DE TOMAR EL SOL

Intensidad de los rayos solares

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la intensidad de los rayos del sol varía según la hora del día a la que nos expongamos, por lo que deberemos evitar tomar directamente el sol en las horas en las que éste sea más peligroso: entre las 11:00 y las 16:00 h. Esta franja horaria representa las horas del día con mayor riesgo, y en las que puede resultarnos más provechoso y saludable permanecer a la sombra realizando cualquier otra actividad.

Tipo de piel

Otro factor importante para nuestra rutina solar es conocer bien nuestro FOTOTIPO de piel, ya que el riesgo al que nos exponemos tomando el sol varía según la persona, siendo más peligroso cuanto más clara sea nuestra piel.

Para entender mejor los tipos de piel que existen y cómo actúa el sol en cada una de ellas, podemos utilizar la siguiente tabla como referencia para encontrar una guía durante la exposición solar:

Por otra parte, nuestro tipo de piel también influirá a la hora de elegir un tipo de protector solar u otro, ya que puede haber variaciones entre pieles grasas, secas, normales o mixtas.

Factor de protección solar (SPF)

¿Qué es el factor de protección solar y para qué sirve? El SPF que viene indicado en cualquiera de las cremas solares que están a la venta hoy día, es un valor que nos indica el tiempo durante el cual nuestra piel estará protegida frente a la exposición solar sin sufrir quemaduras ni efectos perjudiciales.

Para poder hacer una estimación de cuánto tiempo podremos permanecer al sol sin consecuencias, tenemos que multiplicar el valor del SPF por el tiempo que puede tardar nuestra piel en quemarse normalmente. 

Ejemplo

Una persona que normalmente comenzaría a quemarse a los 5 minutos de estar expuesta al sol sin protección, con la aplicación de un SPF 30, aumentaría 30 veces el tiempo de protección y estaría protegida de las quemaduras del sol durante aproximadamente 150 minutos.

Tiempo de protección = 5 min x 30 SPF

 

Esto nos podría llevar a la idea errónea de que con una sola aplicación de una crema solar con un SPF muy alto (50+), estaríamos protegidos durante todo el periodo de exposición. Sin embargo, existen muchos factores importantes que pueden disminuir la eficacia de nuestro protector solar de forma considerable haciendo que esta teoría no se ajuste a la realidad. Algunos de los factores más comunes que debemos considerar son:

Por esta razón, siempre es recomendable realizar la primera aplicación media hora antes de comenzar la exposición. De esta forma, estaremos dando tiempo a que la piel absorba completamente la crema para evitar que cualquiera de los factores mencionados anteriormente pueda hacer mella en su eficacia. Además, también es importante repetir la aplicación cada dos horas aproximadamente, o tras cada baño que realicemos, aplicando la cantidad necesaria para proteger todas las zonas expuestas y garantizar una exposición segura.

Tipo de protector solar según su filtro

Dentro de la amplia gama de protectores solares que podemos encontrar en el mercado, hay varios tipos diferentes según el tipo de barrera o filtro que utilizan para mitigar la penetración de los rayos UV en nuestra piel.

Según este criterio, existen 3 tipos de filtros diferentes: químicos, físicos y biológicos. La siguiente tabla nos indica cómo actúa cada uno de ellos y los pros/contras que ofrecen.

Los filtros físicos y biológicos son los únicos aceptados en las formulaciones cosméticas con sellos ecológicos. Dentro del mercado, existen formulaciones que combinan filtros químicos y físicos o incluso los tres tipos.

Alimentación

Si queremos conseguir un bonito bronceado durante el verano, deberemos tener en cuenta que los alimentos que consumimos también juegan un papel importante durante la exposición al sol. Ciertos nutrientes pueden estimular especialmente la síntesis de melanina o contribuir a proteger mejor nuestra piel frente a la oxidación y el envejecimiento.

Los alimentos ricos en betacarotenos (precursores de la vitamina A) y vitaminas B y E tienen capacidades antioxidantes y favorecen mucho la síntesis de melanina de forma natural en nuestra piel. Estos nutrientes podemos encontrarlos en la mayoría de las verduras y frutas. Los betacarotenos, por ejemplo, se encuentran en grandes cantidades en las zanahorias, las calabazas o los melocotones.

Por otro lado, los alimentos ricos en omega 3 también poseen propiedades antioxidantes para evitar la formación de radicales libres por efecto del sol y prevenir los melanomas. El pescado azul es una fuente rica en estos ácidos grasos.

En último lugar, pero no menos importante, beber mucha agua es la clave para evitar la deshidratación y lucir una piel bonita e hidratada.

Actualmente, se aconseja beber aproximadamente 2 litros de agua diarios e incluso mayores cantidades si la exposición al sol es larga o el día es particularmente caluroso. 

No olvidéis proteger las zonas más sensibles usando sombreros y gafas y sobre todo disfrutar de cada uno de los minutos que paséis al sol.  Desde Azierta esperamos que todos estos consejos os ayuden a no poner en peligro vuestra piel este verano y os deseamos un FELIZ BRONCEADO.

 

Volver

Publicaciones relacionadas

“Es necesario realizar un análisis de riesgo en todos los productos...

Las nitrosaminas se han convertido en una preocupación en el entorno de la industria farmacéutica. A raíz de las incidencias...

Leer más

CMOs, cómo afrontar la incorporación de un nuevo HPAPI

Las empresas farmacéuticas subcontratan cada vez más la fabricación de sus productos a instalaciones especializadas en el...

Leer más

Líderes del sector farma & salud

100 profesionales

Más de 100 profesionales

500 clientes

Más de 500 clientes

9 años experiencia

9 años de experiencia

Innovadores

Líderes en innovación

Orientados cliente

Orientados 100% al cliente

Envíanos un formulario con tu consulta

¡Gracias por escribirnos! En breves nos pondremos en contacto contigo para ayudarte.
Ha habido un error al enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo, o contacta con nosotros en el 912 77 10 76
Reservar cita

Reserve su cita para una videollamada con nuestros expertos

reservar
Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies